Skip navigation

Monthly Archives: July 2011

Tú no lo sabes,
pero a veces te odio.
Odio el odio de esta ausencia,
el aborrecimiento mudo
de esta cama sola.
Tú no sabes que no te pienso,
que pensarte es como tenerte sin mis manos.
No sabes lo nefastos que somos sin nosotros.

No conoces tampoco 
las palabras de veneno dulce
que te digo a espaldas.
No conoces lo que hago
ni quién soy
a tu media noche,
a tu luna llena de voces tristes.
Atrás de los árboles
espiando tu desnudez.

No sabes 
que digo tu nombre,solo;
y me mezco en el recuerdo
del mío en tu boca.
Y me agazapo
como siendo el niño
de tu vientre fresco.
Y lloro ah! lloro de ti,
de tu amor como de madre,
de tu amor de mujer amante y amada.

Y me bebo las lágrimas
que me derramas sin razón.
Y le cuento a mi oído
lo que no me dices.
No sabes que esta gente entre nosotros
nos vela los sueños
y nos roba los bostezos.
Y nos unen,a ciegas
sin saber ellos tampoco
que te beso a obscuras de sus ojos.

Ay,amor! No sabes nada.

Nada de lo que pasa 
en nuestros cuerpos al desnudarnos,
ni lo que hay en nuestras bocas
al hablarnos del amor.
No sabes lo que siento
sin sentirte,
lo que tomo sin ti,
en tu abrazo.

Si no sabes esto,mujer
entonces qué sabes?
Me sabes de cierto en tu encuentro?
Me sabes en tus piernas
y entre la humedad de tu cuna?

Yo ignoro muchas cosas.

Ignoro de tu piel mis cicatrices,
de tu cuerpo mis manos.
Ignoro lo que somos,amor
cuando noche a noche
a nuestro amor nos entregamos.

Duérmete en esta cama de piedra negra,

suda la noche y deja tu rocío

sobre estos pétalos quemados.

Cierra los ojos

y dibújame en sueños tu pasado,

tu tiempo negro,tus días obscuros

que me hablan cuando duermes

y se escapan,

y me revelan tu secreto abierto.

Duérmete en mi sueño,

hosco palpitar de noche amarga.

Bésame sin tus labios,

con la horca de tus brazos arrúllame

y llama mi cuerpo a tu lado

en este cuarto de arena y sombra.

Di que me amas

balbuceando entre la almohada,

grita de vez en cuando

lo que no quieres que sepa.

Fáltame en la madrugada,

en otra cama,en otro beso.

Desnúdate y duerme,

duerme mientras bebo la leche de tu cuerpo

en esta sorda obscuridad tuya y mía,

mientras le hablo a nadie de ti.

En esta sábana fría de nuestra piel

piérdete una noche,amor.

Descansa tu Dios y tu diablo en mi

y duérmete.

Duerme tu llanto,

tu beso prohibido,

tu capricho de distancia.

Duerme la lluvia y el viento que nos mece,

descansa el fuego del mundo…

y el mío.

Deja tu insomnio junto a tu vestido,

el mío en el zumbido de tus senos

y mi boca en tu lugar preferido.

Es de noche

y es tiempo desde hace tiempo.

Hueles a amor,a mujer, a amante,a mis besos.

Duerme en esta cama de piedra,

de pesados recuerdos.

Llora la noche y deja tu brisa

sobre estos labios quemados.

Una hora,un día,un momento.

Una mañana,un suspiro,un recuerdo.

Y todo yo y toda tú

despertaremos a un amor nuevo.

TE AMO