Skip navigation

Monthly Archives: December 2010

La noche perpetra crímenes,
hace a los hombres esclavos,
indaga en vidas ajenas.
La noche reina.
Soberbia.Serena.Pura.
Entre sus caprichos te encontré,
agazapada bajo el hambre de la luz,
cubierta por las sábanas de lo extraordinario.
Encontré tu piel,a tientas,
guiado por tu aliento,
por tu sabor,
por la humedad de tu cuerpo.
Encontré mi rostro en el tuyo
sin quererlo.
Y queriendo encontrar tu amanecer
encontre mi alma.
Agazapada bajo las sombras
de un pasado incierto,
guiada ahora por el futuro abierto.
Te encontré entre las piedras de mi memoria,
bailé con tu cuerpo sin que lo supieras.
Mientras que las hojas muertas
hablaban a tu oído para que te dieras cuenta
de que,yo sin ese cuerpo tuyo,no existo.
Sin esa alma extraña,volátil,no sigo.
Sin esa mirada que echas entre beso y beso,no puedo.
Sin esas palabras que se te escapan entre suspiros,no vivo.
Te encontré entre la noche.Sin quererlo,
Pero debía.

Advertisements

Con el beso de la noche sobre tu boca
mido mis pasos,leo tus labios agitados.
Dices poco,
pero poco se dice siempre con palabras
bajo el manto de las almas
y poco se sabe de lo que pasa
cuando no ocurre nada.

Porque el misterio de tu cuerpo
en esta sangre agria se inmacula,
se vierte de copa en copa
y se lo das a beber a las estrellas.

El incienso quema tus pies
y la pìedra toma forma.
Te vuelves sombra.
Te disuelves.
Te desnudas.
Te conviertes en lluvia de mis ojos.
Porque poco hago aquí
fumándote en sobria soledad,
mirándote viajar de espejo a espejo.

El silencio te dice la verdad
a mortal quemarropa,
la guardas para ti,
la celas como celas tu noche,
la escondes en el libro de tu vientre,
las marcas que los trasgos dejaron a su paso.

Tus cicatrices una a una supuran,hierven.
Vienen los fantasmas.

Pocos saben lo que haces con ellos,
y yo,junto a estas palabras
me descompongo,te espero.

Porque el misterio de tu sangre
en este cuerpo burdo se manifiesta,
desaparece ante tus ojos
y yo lo guardo bajo mi almohada.
Lo celo como celo tu prescencia.

Pareciera que vivimos.